Tag Archives: dispositivos

Móvil – portable – portátil – transportable – fijo

Tamaño dispositivos moviles fijosEsta es la cadena de palabras que indican cómo de fácil es transportar un dispositivo, e inversamente proporcional a cómo de difícil es la interacción con los mismos, especialmente la introducción de contenido y por ende el tiempo continuado de trabajo, hasta la actualidad.

  • Móvil: son la mayoría de los teléfonos móviles, entran en el bolsillo, son manejables, pero tediosos para trabajar más allá de la escritura de cuatro o cinco líneas, o la sencillez de copiar un link y añadirlo como hiper-enlace en otra app.
  • Portables: son todos los dispositivos que puedes transportar, pero que necesitas acarrear algún tipo de bolsa, funda, … con ellos, véase las tabletas, los e-readers, o el que acuñó el término las PSP. La gran diferencia es que no te entran en el bolsillo, aunque, se hacen mucho más cómodo el trabajar con ellos, especialmente la escritura y el multi-task.
  • Portátiles: Suponen un peso considerablemente mayor que los anteriores, baterías más duraderas, obligatoriamente necesitas trasnportarlos con algo más. Indudablemente, el trabajo es más cómodo y la mayoría no necesitamos más potencia de procesador/memoria de la que nos ofrecen.
  • Transportables: es tu cacharro de trabajo potente, confiable y que apenas moverías, para muchos su iMac, para otros su WorkingStationg, CPU refrigeradas… Éstos son trasnportables, pero apenas salen de su recinto físico hogar/oficina.
  • Fijo: lógicamente aquellos que nunca estaríais dispuestos a mover, o que simplemente no se pueden, como el teléfono fijo, o también servidores, antiguos mainframes, …Sin embargo, éste es el área que más movible se puede hacer, aunque no lo parezca.

Hasta hace un tiempo, ésto podría considerarse como una realidad inalterable, pero como destaco en el apartado de fijo, ya no va a ser así. El número fijo desde hace tiempo lo puedes desviar al móvil. Sin embargo, el cambio principal está en los servidores, antiguamente ninguna organización movía sus servidores más allá de sus sótanos, todo allí bien cerradito y bien cerca. En cambio, el mayor cambio que está trayendo Internet es la deslocalización de los servidores, ya no tienen porque estar en los sótanos de las empresas, ni siquiera en el mismo país, siempre y cuando las comunicaciones entre ellos sean seguras (cifradas, 24×7, …). Se vio potenciado con la virtualización, de manera que pudieras tener ‘n’ servidores en una sola máquina física, y que esa máquina estuviera en otras dependencias físicas a las tuyas. Para más inri, la nube o cloud, va a potenciar más si cabe esta traslación de servidores, alcanzando cotas inimaginables para muchos profesionales actualmente. De manera que llegará un momento, que no es que no sepas donde están tus servidores, es que además, no lo querrás saber.

Por la otra parte, la incomodidad de trabajar con los dispositivos más móviles, hace funcionar muchas mentes, y muchas carteras, para plantear soluciones viables a estas incomodidades. Como por ejemplo, teclados holográficos, pico-proyectores, reconocimiento de voz, … son tecnologías que ahora nos suenan, pero que en unos años serán tan comunes como la pantalla táctil lo es a día de hoy.

Para que una gran mayoría de empresas no quieran saber dónde están sus servidores, apenas falta más de un lustro, pensando en el tejido español con una gran base de PYMES. En cambio, para popularización de holografía y pico proyectores falta una base tecnológica mayor, comenzando por las baterías. ¿Qué opináis que llegará antes? ¿Cuál tendrá una mayor aceptación? ¿Pensáis que hay mucho hype y alguna no despegará?

La Interfaz ¡Ese gran desconocido!

Interfaz, en su más sencilla definición, es el punto de conexión por el cuál se entienden dos sistemas independientes. En cristiano, es el instrumento que sirve para comunicarnos con las máquinas, ejemplos más comunes: el teclado, el ratón y la pantalla.

A pesar de que podamos desconocer el maravilloso mundo de las interfaces, ellas nos rodean para hacernos más sencillo el uso de los dispositivos. Pero, ¿Son las interfaces diseñadas para adaptarse a nosotros o nos adaptamos nosotros para adaptarnos a ellas?

En un principio cabría pensar lo primero, que los grandes grupos de investigación diseñan las interfaces, tanto de software como de hardware, para que sean más intuitivas, más ergonómicas, más accesibles, más sencillas, sin cambios bruscos en sus evoluciones, … En cambio, el cerebro se transforma, gracias a la plasticidad cerebral, para adaptarnos a esa interfaz. Y son estas transformaciones cerebrales las que nos hacen mejorar en el uso de interfaces parecidas. Es decir, cada vez que coges un mando a distancia esperas que te entre en la mano de una forma cómoda y el botón de On/Off esté en la parte superior, y un gran panel con los números del 1 al 9, y así un sinfín de características comunes a la interfaz Mando a Distancia. De manera que al final, lo que ha hecho útil a esa interfaz es que se parezca a las anteriores, para que cualquier persona las pueda usar. Igualmente, ya no memorizamos, buscamos por palabras clave en Google (cambiese por su buscador favorito).

Ahora, ¿Cuál es el problema con la miniturización de la tecnología? Pues sencillo, adaptar esas interfaces a dispositivos más pequeños. Aunque lo que a priori parece tan sencillo no lo es, y nos encontramos ante una dicotomía que todavía no se ha podido solventar:

Dispositivos pequeños y portátiles que no pesen y sean fáciles de transportar, o por el contrario dispositivos mayores, más pesados pero que sea más fácil poder trabajar durante más de cinco minutos con ellos.

Sin embargo, el problema no es el dispositivo pequeño, es la interfaz con la que interactuamos con él. Si algo maravilloso nos ha demostrado la Ley de Moore es que, en la actualidad, tenemos dispositivos que nos entran en la palma de la mano -a un coste razonable- y que nos ofrecen procesamiento y memoria suficiente para trabajar, pero en cambio no se han creado esas interfaces que nos hagan cómodo ese trabajo. ¿A quién se le ocurre redactar más de 5 líneas en el móvil, la PDA o Tablet? ¿Quién es capaz de leer un documento largo en pantallas de 3 pulgadas? Y sin embargo, se pueden hacer e incluso existen programas para redactar más “fácilmente”, para aumentar la letra en la pantalla, …

Así que aquí os dejo, pensar que dispositivo queréis: uno transportable y que sea difícil de trabajar, o uno donde se trabaje más cómodamente y pierda portabilidad. Aunque os aconsejo una tercera vía, generar nuevas interfaces y quién sabe, quizá algún día seréis tan famosos como Douglas Engelbart a quien se le reconoce como el creador del Ratón, informáticamente hablando por supuesto. Pero recordad, si creáis una interfaz que sea sencilla, útil y preferiblemente que sea una evolución de las que ya se saben usar.

Por mi parte, ya tengo alguna idea para poder trabajar con los dispositivos móviles cómodamente, reciclando materiales y no tan futurista como el Seabird (móvil de Mozilla Labs), que ya os comentaré en futuros posts. Pero espero escuchar, o mejor dicho leer, las vuestras en los comentarios.